Ernesto Palner

cuentos, poemas y pareceres

Categoría: Pareceres

Asperezas

 

Será el individualismo,

el neo-liberalismo,

el pesimismo,

o algún otro ismo,

pero últimamente

cada vez hay más sujetos

que hay que mover, y mover

de casillero.


Hoy los ponés en el de “un tanto ignorantes”,

pero mañana te das cuenta que no.


Los pasás al de “reverendos hijos de puta”,

pero luego los tenés que volver a su lugar original,

demostraron supina ignorancia.


En menos de un segundo nuevamente son mala gente,

de puro ignorantes, o no, pero mala gente,

y van pasando de casillero a casillero,

infinitamente, inconscientemente,

lastimando y abollando cuanto ser se les cruce,

sin escalas.


Así van, desorientando al prójimo,

sin poder predecirlos,

ni tan siquiera ayudarlos en su indefinida vida,

absolutos huérfanos de lógica alguna.


Hijos de puta, pero hijos de puta de verdad,

inteligentes, coherentes,

y premeditados hijos de puta,

que se pueda decir:

-¡Qué flor de hijo de puta!

muy pocos…

———————————————————————————————————–


…en esa desintegración que la maldad provoca

nos sentimos todos licuados…

…nos acompañamos en los ojos abiertos,

y eso en algún momento florecerá en cambios.

                                                                              Loli

—————————————————————

Anuncios

El Pato y la Justicia

 

 

El Pato y la Justicia

 

Lo bueno de las crucetas del 2CV era que avisaban antes de romperse, hacían un crack, crack, crack, muy sonoro, y si tenías el Citroen hacía un tiempo, ya sabías que eran las crucetas que estaban dando por terminada su vida útil, y más te valía andar despacio, sobre todo en calles de empedrado ó poceadas.

Uno de los días de crack, crack, crack, andaba por el barrio de la Boca, iba subiendo al puente que cruzaba hacia el otro lado del Riachuelo, y al comienzo de la subida había un cartel que decía “CAMIONES POR LA DERECHA”. Era un puente de hierro, todavía conservaba las vías del tranvía y unos parches de asfalto nuevo sobre el asfalto viejo totalmente destruido, además de adoquines de diferentes épocas, desparejos, y con pozos entre medio de ellos como para romper cualquier auto si uno andaba medio desprevenido.

Como iba a tener que cruzar despacio, se puso en el carril de la derecha para no estorbar al tráfico. Arriba, en el medio del puente, había un puesto policial delimitando la capital federal con provincia. Lo detuvo un policía, y después de pedirle toda la documentación personal y la del auto, le dijo que tenía que hacerle una multa por transitar por el carril derecho. Con sus 18 años recién cumplidos, le comentó que en el cartel que estaba al comienzo del puente decía “CAMIONES POR LA DERECHA”, y no decía que sea exclusivo para camiones, lo cual habilitaba a circular por ese carril. Al policía le importó tres carajos su relato, era evidente que lo sabía, pero si no arreglaba… le tenía que hacer un acta de infracción. No entraba en su cabeza darle una coima a nadie, le respondió que le haga la multa si quería, que luego él se arreglaría en todo caso hablando con el juez.

A los pocos meses lo citaron al tribunal municipal de faltas, ex Mercado del Plata. Se presentó ante el juez, que como en las películas estaba en un estrado por lo menos un metro arriba de su cabeza, y de su lado unas pocas sillas donde se sentaban todos los supuestos infractores. Cuando lo llamó al estrado, y sin que él dijera una palabra, le leyó lo redactado por el policía, ó sea que había circulado por el carril derecho en el puente, y que tenía que pagar $ 100 de multa. La conversación fue más ó menos así:

JUEZ: -Señor, usted cometió la falta citada en el acta correspondiente y debe abonar una multa de $ 100 en caja, luego con el recibo se presenta a mi secretario y se libera de la infracción.

ÉL: -Señor ju….

JUEZ: -No no no, escúcheme bien, porque no se lo repito, si usted paga ahora son $ 100, si usted quiere hablar, y lo tengo que escuchar, va a pagar un mínimo de $ 500 diga lo que diga.

ÉL: -Pero es que le quiero explic….

JUEZ: -Explíqueme lo que quiera, pero entienda que si sigue hablando la multa es de $ 500 ó más, de lo contrario se mantiene callado, va a pagar los $ 100, y se cierra el caso.

Por supuesto, pagó los $ 100 y se volvió a su casa con la indignación, la bronca y la impotencia bien dobladitas en el bolsillo.

Era el año 1975, tenía  18 años, y fue su primera experiencia con “la justicia”.

————————————————————————————————————————————–

 

Respuestas

ORÁCULO-DELFOS

Respuestas

                                                                                   -¿Qué hago ahora,

                                                                                                 dónde pongo lo hallado?

                                                                                                              -Silvio Rodriguez-

Un día llegó la pregunta,

buscó, buscó,

y buscó.

 

Llegó una respuesta,

lo agarró con la guardia baja

como casi siempre

como debe ser

y no respondió

nada.

 

Como casi siempre,

como debe ser

el toro por las astas

ó nada.


 

 


Si bien este espacio es para poder sacar algunas ideas, acomodar alguna neurona, y tratar de despegar un poquito de la realidad que generalmente me empuja contra el suelo… tu opinión ó comentario siempre será muy bien recibido.

Muchas gracias por el tiempo que empleaste llegando hasta acá, espero haberte dejado algún sentimiento, una idea, ó algo a cambio.

Salute!

————————————————-

De querer y hacer

Imagen1.png

De tanto hacer

lo que tenía que hacer,

se olvidó

que quería hacer.

——————

 

Relatividad y tiempos


 

Relatividad y tiempos

 

Guardo para mí, un gran descubrimiento,

no logro ni busco detener el tiempo todavía,

que sería el objetivo final,

pero logro en forma segura, eso sí,

alargarlo, estirarlo, casi congelarlo.

 

Puedo hacerlo interminable,

segundos transformarlos en días,

minutos en meses,

y simplemente una ó dos horas,

puedo convertirlas en una eternidad.

 

Tengo que concentrarme,

y mantener la concentración, la idea,

no distraerme, fijar la imagen,

observar muy detenidamente

hasta el más mínimo detalle.

 

El método para lograrlo es simple,

consiste en internalizar en la mente,

hasta lo más profundo,

la maldita e insoportable realidad,

de cuanto tiempo,

de ese tiempo llamado real,

me hace falta

para volver a verla.

 

 

 

Ernesto Palner

——————————————————————————-

Mayo 2015

Decisiones

 

No me decido,

y no decido no decidirme,

yo solamente no me decido.

La decisión se pone en falta sola.

 

———————————————————————————–

Si bien este espacio es para poder sacar algunas ideas, acomodar alguna neurona, y tratar de despegar un poquito de la realidad que generalmente me empuja contra el suelo… tu opinión ó comentario siempre será muy bien recibido.

Muchas gracias por el tiempo que empleaste llegando hasta acá, espero haberte dejado algún sentimiento, una idea, ó algo a cambio.

Salute!

————————————————-